“Mi refrigerador no enfría abajo”. Es preocupante que esto suceda porque los alimentos se pueden echar a perder y las causas pueden ser múltiples, desde simples problemas de limpieza en alguno de sus componentes hasta un termostato mal regulado. 

Por esta razón, en este artículo, exploraremos las posibles causas y soluciones del problema. No llames al técnico todavía, echa un vistazo a esta guía para comprobar que no se trate de algo menor que tú mismo puedes resolver. 

¿Listo para volver a poner en marcha tu refrigeradora? Si es así, ¡empecemos! 

¿Por qué mi refrigerador no enfría abajo? 

Un refrigerador no enfría en la parte de abajo por varios motivos: las bobinas están obstruidas, el sello hermético de la puerta presenta desgaste, el termostato está mal configurado, hay exceso de escarcha en el congelador o hay fuga de gas.

Posibles fallas de un refrigerador que no enfría abajo

 Estas son las causas principales por las que un refrigerador no enfría abajo: 

  1. Bobinas obstruidas por la suciedad 
  2. Desgaste del sello hermético de la puerta 
  3. Termostato mal regulado 
  4. Exceso de escarcha en el congelador
  5. Fuga de gas del refrigerador

A continuación, una explicación detallada de cada punto. 

1. Bobinas obstruidas por la suciedad 

Las bobinas del refrigerador o también llamadas ‘serpentín’ se hallan en la parte posterior y cumplen la función de transportar gas refrigerante para eliminar todo el calor del interior y establecer una temperatura idónea que conserve los alimentos. 

Como se ubican en una zona no visible, es fácil olvidarse de limpiarlas y cuando el polvo y la pelusa del gato se acumulan allí por largo tiempo se pueden obstruir; esto, a su vez, genera que el refrigerador no enfríe abajo. ¿Cuándo fue la última vez que las limpiaste? Revisa y si está enmarañado de suciedad, saca tus guantes y detergente.

Muchas veces las bobinas se pueden obstruir y eso provoca que no enfríe abajo la refrigeradora.

2. Desgaste del sello hermético de la puerta 

“Revisé las bobinas y funcionan correctamente, pero la parte de abajo de mi refrigerador no enfría”. En ese caso, ahora es momento de revisar el sello hermético de la puerta o ‘empaque’, el cual tiende a desgastarse pasado los 8 años de vida útil de tu refrigerador, aunque todo depende también del uso que le hayas dado. 

Esa tira de plástico flexible que está fijada alrededor de la puerta puede perder su firmeza, deformarse en las esquinas o llenarse de arenilla y capas de moho cuando te descuidas de su higiene. Examínala y si notas que está muy deteriorada, reemplazala por una nueva. 

Sello hermético desgastado.

3. Termostato mal regulado 

Hay muchas personas que también se preguntan: “¿por qué mi refrigerador congela arriba y abajo no enfría?”. Es probable que la causa venga del termostato. Si hay niños en casa  no se sorprenda de encontrar el termostato a un nivel inadecuado. 

También es posible, aunque ocurre raras veces, que esto se deba a una pésima organización de los alimentos, es decir, cada vez que los manipulamos podríamos estar moviendo el control de la temperatura por casualidad. Ante esa sospecha verifica que el refrigerador se halle en número tres o cuatro. 

Termostato mal regulado.

4. Exceso de escarcha en el congelador 

Cuando hay exceso de escarcha en el congelador puede disminuir significativamente la ventilación en la parte de abajo, lo que afecta la conservación de los alimentos. Verifica pero, en caso de tener un tipo de refrigerador no frost, descártala de plano. 

Exceso de escarcha en el congelador.

5. Fuga de gas del refrigerador

El refrigerador también tiene gas. Se trata de una sustancia química inflamable que circula por las bobinas y ayuda a extraer el calor. Si al tocar las bobinas notas que están calientes, entonces no hay ninguna fuga, pero si está frío y gotea en el interior es evidente que hay una fuga. Ahora puede que te preguntes “¿qué hacer si sale gas del refrigerador? 

Las fugas a menudo suelen ser ligeras, de todas maneras no se confíe porque son tóxicas. Por eso, como primera medida, ventile la cocina abriendo las ventanas y llame al técnico para que cargue de gas el refrigerador con las medidas de seguridad debidas.

Fuga de gas refrigerante.

¿Qué hacer cuando mi refrigerador no enfría abajo?

Veamos ahora una lista de soluciones: 

  • Revisa que el enchufe del refrigerador esté bien ajustado al tomacorriente.
  • Verifica si el termostato está en la temperatura correcta.
  • Quita la suciedad de las bobinas con un cepillo viejo o un trapo seco. 
  • Examina si el sello hermético de la puerta está desgastado o deformado. 
  • Si tiene un refrigerador frost y hay acumulación de hielo, desconecte el electrodoméstico y abre las puertas para descongelar. 
  • Fíjate si hay recipientes que ocupan mucho espacio y evitan que se cierre bien la puerta del refrigerador. 

¿Qué pasa si una refrigeradora no enfría abajo?

Cuando una refrigeradora no enfría abajo los alimentos regresan a temperatura ambiente y se acelera su proceso de deterioro, lo que puede generar malos olores. También esto es señal de un problema más profundo, como, por ejemplo, del daño de uno de sus componentes, ya sea el ventilador, el termostato, las bobinas, incluso el motor. 

¿Por qué mi refrigerador no enfría abajo ni arriba? 

Es probable que la causa principal sea la obstrucción de las bobinas, la cual se encarga de asegurar la temperatura ideal tanto para el congelador como la parte de abajo. 

En conclusión, corrobora si esta lista de posibles causas corresponden a tu problema, luego aplica las soluciones recomendadas y, si persiste la dificultad, llama a un técnico para una revisión más completa. Mientras más pronto lo hagas, mejor. 

En el Blog de plazaVea encontrarás los mejores consejos sobre tecnología y hogar. Visita la tienda virtual de plazaVea para comprar los mejores productos de Supermercado y Electrohogar. 

TE PUEDE INTERESAR: